¿Embazada en tiempos de covid? Lo primero es no perder la calma

Stephanie y Pamela tienen la misma edad y curiosamente comparten la misma preocupación: ¿Cómo cuidar su embarazo en tiempos de covid-19? La primera es cineasta y ya tiene un pequeño de casi dos años, mientras que la segunda es una fisioterapeuta que debutará como madre en septiembre.

Stephanie y Pamela tienen la misma edad y curiosamente comparten la misma preocupación: ¿Cómo cuidar su embarazo en tiempos de covid-19? La primera es cineasta y ya tiene un pequeño de casi dos años, mientras que la segunda es una fisioterapeuta que debutará como madre en septiembre.

 

Para la doctora Mary Leny Sánchez, ginecóloga de Prosalud, lo primero es no perder la calma y evitar entrar en pánico. La clave, dice ella, está en la orientación. “Se puede seguir un embarazo normal, pero con los cuidados de bioseguridad. Por ejemplo, los controles prenatales no serán cada mes, sino que se realizarán más espaciados, a no ser que tengan signos de peligro”, acota la profesional.

¿Y qué pasa si la mamá es covid positivo? Según datos ofrecidos por la Organización Mundial de la Salud el porcentaje de riesgo elevado por COVID-19 en las mujeres embarazadas es bajo, aunque las consecuencias que este puede dejar en el organismo de la madre o del bebé, siguen siendo dudosas.

El ginecólogo Carlos Siles asegura que el coronavirus puede afectar el embarazo, sobre todo porque son más suceptibles a complicarse a nivel pulmonar y sistémico. “Se ha visto que las pacientes tienen más probabilidades de tener un parto prematuro, restricción de crecimiento y síndrome de hipertensión del embarazo, lo que eleva la mortalidad perinatal o materna”, acota Siles.

 

El riesgo de infección de un hijo de madre Covid-19 positiva es alrededor de 15%, Claro que también existen grandes probabilidades de que la mamá trasmita anticuerpos, como sucede con otro tipo de enfermedades respiratorias como la influenza.

 

Por lo tanto, la clave está en la prevención, las medidas de bioseguridad y, por supuesto, la comunicación constante con el médico. “Gracias a la tecnología, existen diferentes plataformas para tener a las pacientes más tranquilas, seguras y orientadas, sin que se pongan en riesgo”, concluye Sánchez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *