Sexualidad responsable, aún en tiempo de pandemia

La cifra es contundente: Se estima que 12 millones de mujeres han sufrido trastornos en sus servicios de planificación familiar debido a la pandemia de COVID-19, lo que ha dado lugar a 1,4 millones de embarazos no planificados, según las nuevas estimaciones de UNFPA ( Fondo de Población de las Naciones Unidas) y Avenir Health.

“Con la pandemia, la salud sexual se la dejó a un lado. Surgieron brechas muy grandes en la disponibilidad contínua en cuanto a insumos y medicamentos”, es lo primero que afirma la médica Mary Leny Sánchez, ginecóloga de Prosalud.


Entonces, la emergencia sanitaria hizo que propios y extraños olvidaramos la importancia de la planificación familiar y cómo ésta contribuye en nuestra vidas no solo a nivel físico, sino también mental, emocional y social.


Es clave tener acceso a información y a un método anticonceptivo seguro, eficaz, asequible y aceptable, sobre todo si consideramos problemas como infecciones de transmisión sexual, entre ellas el VIH, el cáncer cervicouterino, o los embarazos no deseados.

“Antes era un tabú hablar sobre la salud sexual y reproductiva, y si bien en la actualidad se tiene más información, tal vez por la confianza que han adquirido las parejas, el uso de los preservativos ha disminuido de un 66% a un 52%, lo que ha traído otros problemas como el aumento de las enfermedades de transmisión sexual”, explica Sánchez.

 

Para la profesional se debe hacer énfasis en la educación a los adolescentes y jóvenes para contrarrestar los riesgos reproductivos. Según ella se debe rayar la cancha sobre las complicaciones de embarazos antes de los 20 años o después de los 35, así como el espacio de gestación entre cada hijo.

 

“La importancia de la planificación familiar es que contribuye a una sexualidad responsable, en el marco de un acuerdo entre la pareja… Planificar un embarazo es un derecho de todas las personas para tener una vida saludable y sin riesgos”, concluye la doctora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *