Sexualidad responsable, aún en tiempo de pandemia